Al empezar se hace mención al significado de la palabra «Gil», lo que describe a una persona muy lenta, se aplica también a quienes tienen escaso entendimiento, les falta viveza o picardía. Siendo esta definición un pequeño prologo a lo que veremos durante la proyección.

La Odisea de los Giles, relata la historia de un grupo de vecinos que decide, de a poco, juntar todos los ahorros que tenían en dolares y para abrir una cooperativa en una zona rural de la Provincia de Buenos Aires con la finalidad de reactivar la economía local. Entre todos juntan una gran cantidad de dinero, y deciden llevarlo al banco, para ese entonces corría el año 2001 en la Argentina y es implementado «el corralito» que no solo les derrumba el proyecto, sino que los convierte en víctimas de una gran estafa por parte de un vil abogado.

Antes de seguir, pongo en contexto a alguno de los que me lee con el tema del «Corralito», de forma resumida, y según lo que algunos amigos (Google) y conocidos (preguntas y respuestas a la gente) y también lo que se ve en la película, se trató de una medida económica que tomó el Gobierno argentino durante el mandato del expresidente De la Rúa, consistía en que cada ciudadano no podía retirar del banco más de 250 pesos a la semana, generando la restricción de la libre disposición de dinero en efectivo de plazos fijos, cuentas corrientes y cajas de ahorros. 

Se acabo la clase de historia y seguimos con la película, que lo presenta de una manera mucho más DIDÁCTICA.

En esta producción dirigida por Sebastián Borensztein, encontramos una gran variedad de géneros cinematográficos como el thriller, un poco del western,  los momentos de drama fueron realmente muy bien logrados, conectas con cada personaje pero el que prevalece es la comedía. Por otro lado, lo que también disfrute de esta producción fue la tonalidad que tiene, los paisajes que utilizaron y la fotografía, fue impecable.

Ver a padre e hijo en pantalla (Ricardo y Chino Darín) me encantó, es evidente la química, la profesionalidad y el gran desempeño que ambos ponen en cada escena. A su vez, las ocurrencias de Luis Brandoni y sus frases tan acertadas y graciosas, aunque amé que dijera una de las más emblemáticas que toda argentino pudo decirte en algún momento y si no se las han dicho, díganla ustedes y esperen la carcajada: «Ahí lo tenes…» 

Hay una escena impactante, protagonizada por Veronica Llinás, en el que realmente sentí tanta emoción, que pensé que debería ser considerada en algún premio de actuación nacional e internacional. Aunque cabe destacar que esta será la película que represente a la Argentina en la pre-selección a los premios de la academia, mejor conocidos como el Oscar.

La sensación que me dejó «La odisea de los Giles» al terminar, más allá de una sonrisa, es que fue un claro ejemplo de lo que es la cultura argentina, al menos para mi, que desde que llegue a este país y que he compartido con un gran número de personas similares a las que vi en la película, siempre encuentras en ellos una buena persona, dispuesta y que no dudan en compartirte un maté.

SI bien esta producción es un recorrido al año que destrozó la economía de la mayoría de los argentino pero no se enfrasca en ello, al contrario, la dupla de un excelente guión e interpretaciones de cada personaje, te hace pensar en la esperanza de continuar, y dar siempre lo mejor cada día.

Mi puntuación final es: 8 / 10

Dejar un comentario