Del creador de High School Musical, Los Descendientes y la memorable «Hocus Pocus», Kenny Ortega, nos llega una propuesta a Netflix titulada: «Julie And The Phantoms», una serie juvenil y con un mensaje de superación, amistad y sobretodo cargada de música, de esas que te dan ganas de seguir apostando por aquello que sueñas y anhelas.

La serie está basada en una serie original de Brasil y en ella nos presentan a Julie, una chica que luego de perder a su madre, va dejando a un lado todo aquello que le inspiraba, en su momento de limpiar las pertenencias de su progenitora, encuentra un disco que tras escucharlo despierta a tres fantasmas, que solo ella puede ver. 

El nivel de producción, de la escenografía y de la puesta en escena son muy bien elaborado y exquisitos lo cual disfruté un montón sobretodo cuando Cheyenne Jackson quien interpreta a Caleb Covington, hace su presentación, realmente me ENCANTÓ.

Si bien la historia nos deja un par de incógnitas, que poco a poco se van despejando en los 9 episodios, cada uno de entre 25 a 30 minutos de duración, admito que me encantó el misterio que van dejando. Y aunque no está confirmada la segunda temporada, nos deja una puerta abierta al «más allá». 

Para mi un gran 8 de 10.

Analizando la historia pues realmente es muy sencilla y cargada de ciertos clichés, pero que dentro de todo vale la pena volver a contar, porque así como aquellas que una vez vimos y nos inspiraron, está puede darle un poco de luz y emoción a alguien..

Todos tienen una personalidad bastante agradable, aunque al principio la protagonista Madison Reyes, me pareció muy acartonada, sin embargo, fue mejorando y sus partes bailando y cantando me gustaron mucho, además de su voz.

Las Canciones, las amé, de hecho de una las descargue en Spotify.

Mi favorita «Bright» y «Unsaid Emily», aunque mejor les dejo el tracklist para que juzguen uds mismos.

1 Temporada Disponible en Netflix.

Dejar un comentario