Los remakes están a la orden del día, y esta vez le tocó a «Las Brujas»,  aquella película que muchas veces nos asustó cuando la veíamos en tv nacional en horario nocturno. Solo que esta vez con más efectos visuales, un par de cambios en la historia y tres actores magistrales para aterrorizar a esta generación.

Recordemos un poco

La anterior se estrenó en el 1990, y estaba protagonizada por Anjelica Huston, quien dio una gran interpretación de Miss Eva Ernst, que a su vez se convertía en la temible Grand High Witch y era capaz de cometer los hechizos más espeluznantes en los niños.

Si, nos dio mucho terror su cambio tan drástico, pasar de ser tan elegante, hermosa e imponente y luego verla tan horripilante, fuaaa que recuerdos y sustos me lleve cuando la vi.

Pero fue tanto el impacto de esta película que ganó para aquel entonces un Premios de la Academia Británica de Cine (BAFTA) a mejor maquillaje y peluquería y por supuesto, otro a la mejor representación dramática, y obvio con todos esos sustos que nos hizo pasar, era evidente que algo así se iba a llevar.

Volvamos al 2020

Esta nueva adaptación tiene el toque de grandes directores Guillermo del Toro y Alfonso Cuarón, conocidos por hermosas películas como: El Laberinto del Fauno, Birdman, Revenant, Gravedad, entre otros. Pero ellos no se encargaron está vez de la dirección sino que le dieron su toque tanto al guión como a la producción (creación), en resumen, dieron sus conocimientos para hacer una adaptación familiarmente oscura.

Lo que más me gustó es que mantuvo ese toque de entre terror, suspenso y aventura, puntos maravillosos que tenía la anterior. En cuanto a los maquillajes y detalles de las brujas, amé que lucieran una rareza y fealdad que no incomoda tanto, y es digno de un cosplay para esta temporada. 

Las actuaciones de Octavia, como siempre, magníficas pero admito que no me sorprendió tanto, más que nada porque tienen papeles similares, la señora con historias, anécdotas y una forma de ver la vida poniéndole onda, OH WAIT, yo estoy casi igual.

Con respecto a ANNE, en líneas generales me gustó pero en momentos sentí que era un papel muy teatral, muy histriónico y exagerado.

Pero vamos es una historia para compartir con los más pequeños y enseñarles que si no hacen caso podrían venir las brujas y convertirlos en algo que no quieren, creo que usaré esta técnica con mi ahijado cuando no quiera irse a dormir o ducharse.

ASí que Para cerrar, le doy un sólido 8 de 10

Dejar un comentario